viernes, 22 de febrero de 2013

Tesoros mediterráneos – Coca de trampó



Coca de trampó
Aunque estemos bajo la amenaza de una ola de frío polar, una es tozuda como una mula y aquí viene llevando la contraria con recetas fuera de temporada. Y es que hacía tanto tiempo que tenía ganas de coca de trampó, que no he podido soportar la quemazón gustativa y he sucumbido ante la fascinación que siento por esta receta. El trampó es una ensalada mallorquina de verano que sabe a sol, a paseos por la playa, a ágapes campestres y a cielo azul. Tiene tres únicos ingredientes como tres soles: tomate, pimiento verde y cebolla, todos ellos vestidos con un generoso traje de aceite de oliva y alegrados con una pizca de sal y pimentón. El pimiento que se utiliza es el mallorquín, de un color más claro que el italiano, y que al parecer también se encuentra en Girona con el nombre de “bitxo”, así como en Hungría y países balcánicos. 

Podría decirse que la coca de trampó es la versión cocida de esta ensalada, una masa de pan sobre la que descansan las verduras cortadas y aliñadas. A partir de aquí, las variaciones pueden ser infinitas: los hay que añaden berenjena, en una especie de “samfaina”, tal y como se hace en algunas zonas de Cataluña la deliciosa coca de recapte, o pimientos como hacen en Menorca. Este tipo de cocas saladas también existen en el resto del Mediterráneo: desde las archiconocidas pizzas y focaccias italianas, pasando por las pitas calabresas, la pissaladière de la Provenza, el lahmakum armenio o el ajeen de Oriente Medio. Incluso en la misma isla podemos encontrar deliciosas variantes, como la coca de pimientos (rojos) y la de verduras. Pero lo que es verdad es una cosa: y es que la coca de trampó, fina, crujiente y jugosa, es única y exclusiva de la isla de Mallorca. Leyendo algunos libros de cocina mallorquina, veo con asombro que se le pone ajo y perejil. Jamás he visto y mucho menos probado la coca de trampó así. Ni la de mi madre, ni la de las madres de mis amigos, ni en las panaderías... jamás de los jamases. De hecho, he preguntado a mis amigos mallorquines y tampoco... Ni idea de dónde sale y si alguien lo sabe, agradeceré que lo diga en los comentarios. Sea como sea, la receta que os traigo hoy es la que conozco de toda la vida, la de la masa de pan, ligerita y crujiente, y sus verduras bien cortadas y aliñadas. Se come tibia o fría, de las dos formas está deliciosa, y es un estupendo aperitivo, una merienda exquisita o un tentempié la mar de oportuno.

Trampó veraniego
Mi sugerencia para disfrutar de este manjar es el temazo de los Pixies, Isla de Encanta, que no puede dejar de recordarme a los veranos y a aquel festivalazo llamado Isladencanta que pasó sin pena ni gloria por la isla, pero disfrutamos al máximo a pesar de la controversia creó. Enjoy!

Hermanita ven conmigo,
hermanita ven conmigo,
hay aviones cada hora... 




Coca de trampó

Cómeme
Ingredientes para un molde de 38 x 26 cm:

  • 260 g de harina floja.
  • 1 sobre de levadura deshidratada
  • 150 ml de agua
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 4 tomates de pera grandes
  • 2 pimientos verdes grandes
  • 1 cebolla mediana
  • Sal y pimentón dulce.


Preparación:

  • Hacemos la masa poniendo en un bol grande el agua (tibia) y el aceite. En otro recipiente más pequeño ponemos la harina y la levadura en polvo, mezcladas.
  • Añadir poco a poco la harina en el bol grande, mezclando con las manos y formando una pasta hasta que adquiera la consistencia de masa y se despegue de las manos. Dejarla reposar tapada una hora, de forma que aumente de volumen.
  • Lavar los tomates y los pimientos, quitarles los tallos y las semillas a los pimientos. Cortar en dados de un centímetro por un centímetro, más o menos. Pelar y cortar la cebolla de igual manera.
  • Colocar toda la verdura cortada en un bol y aliñar con aceite de oliva virgen extra, sal y pimentón dulce al gusto (yo utilicé pimentón de La Vera)
  • Cuando la masa haya reposado el tiempo necesario, volver a amasar y estirar con el rodillo en una superficie limpia. 
  • Colocar la masa en el molde, estirándola bien ahora con los dedos y ajustándola bien a los bordes. Poner encima de la masa la mezcla de tomate, pimiento y cebolla en introducir la bandeja en el horno precalentado a 180ºC y cocerla hasta que esté hecha. Tardará unos 30 minutos, pero según el grosor puede necesitar 5-10 minutos más.
  • Una vez cocida, cortar en porciones y disfrutar tibia o fría.

7 comentarios:

  1. De lo mejorcito en cocas que se puede hacer. Muy buena pinta tu versión.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Buena pinta y rica! ;) Besets! Raquel

      Eliminar
  2. Nosotros cuando comemos trampó le ponemos atún.
    Por cierto yo he comido coca de trampó con trocitos de bacon, que también está muy bueno!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que al trampó se le puede poner de todo y eso me encanta! Yo también lo hago, sobre todo cuando voy a la playa... atún, huevo cocido y un poquito de pasta y que una ensalada estupenda, oiga! :D Besets! Raquel

      Eliminar
  3. Té un aspecte exquisit!!!! Sens dubte aquesta recepta (com tantes) va al calaix de receptes pendents de fer! Eva (cuinantentrellibres)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Eva! ja em diràs com queda quan la facis!! ;) Besets! Raquel

      Eliminar
  4. Que és de bo això, tots tenim un "tresor" de trempó, el meu és el que fa la meva mare ;)
    Besos

    ResponderEliminar