lunes, 26 de agosto de 2013

Adiós vacaciones, adiós – Arroz meloso de sepia a la mallorquina


Picadillo de almendras, galletas de aceite y sobrasada
Se acabó. C’est fini. Finitto. Finish. Kaputt. Otro año más en el que las vacaciones se pasan volando. Vuelven los madrugones y las esperas calurosas en el andén (al menos hasta que llegue el invierno). Es el retorno a la rutina, a la depresión post-vacacional y a la ciudad Condal. Eso sí, la vuelta a la city siempre es con ganas de exprimirla al máximo, como a una naranja en el desayuno. En la maleta me he traído grandes momentos compartidos con la gente de la isla, de paisajes, bailes, quesos, vino y sobrasada, de nuevos sabores y experiencias en la cocina. Porque si algo he hecho estos días de relax, además de torrarme como un trozo de panceta al sol, ha sido cocinar. Ya habéis visto algunos de los resultados, como la pizza rosita y la tarta de chocolate e higos, y en breve publicaré la pizza de berenjena rellena. Pero esas recetas estaban hechas con premeditación y alevosía. La que traigo hoy no. La receta de hoy es fruto de la improvisación, y de querer adaptar una receta de mi última adquisición bibliográfica, La cocina de Vefa, un libro sobre la cocina griega al que hace tiempo que le tenía echado el ojo. La historia va de un arroz con sepia y verduras, básicamente espinacas, de aspecto rico, saludable y ligero para un día de verano, que terminó con un improvisado arroz de sepia de aspecto  meloso, también rico, saludable, pero no tan ligero. En realidad, fui mezclando los pasos e ingredientes del libro con aquellos de una de mis primeras recetas, el arroz marinero de sepia, obteniendo el resultado que ven en sus pantallas. En cualquier caso, y tras el éxito para el paladar, me he propuesto transcribir y compartir la receta. Así, por un lado a mí no se me olvida y, por el otro, podéis probar y disfrutar de esta maravilla de plato. 

Terminamos esta entrada con Jaqueline, del disco homónimo de Franz Ferdinand y que escuché hasta la saciedad en su momento. En ella los muchachos de Glasgow dicen que se está mucho mejor de vacaciones, dónde va a parar. Bien, no va a ser una servidora quien le lleve la contraria a la banda del señor Kapranos. Enjoy!

Working on a desk 
When Ivor peered above a spectacle...




Arroz meloso de sepia a la mallorquina:

Primer plano del arroz meloso a la mallorquina
Ingredientes (para 4 personas):

1 kg de sepia
300 g de arroz
4-5 tomates de ramellet
1 cebolla mediana
3-4 dientes de ajo
Un puñado de almendras crudas
2 galletas de aceite (o una rebanada de pan duro en su defecto)
Una puntita de sobrasada
½ vasito de vino blanco
4 cucharadas de brandy
100 ml de aceite de oliva
Sal y azúcar
750 ml de agua caliente (o fumet si se tiene hecho)
Un manojito de perejil picado

Preparación:

- Pelar y picar la cebolla, los ajos y los tomates.
- En una cacerola (puede ser de barro), poner 5 cucharadas soperas de aceite de oliva y cuando esté caliente añadir los ajos y la cebolla. Cuando ésta empiece a estar transparente, añadir el vino y dejar que se evapore. Añadir entonces los tomates, dejando que se hagan, con el fuego medio-bajo, durante 30-40 minutos.
- Enjuagar la sepia y secarla bien con papel de cocina. Cortarla en trozos y en una sartén a parte, con el resto del aceite caliente, añadir la sepia y pasarla un par de minutos. Añadir el brandy y cuando se evapore, apagar el fuego y reservar.
- Cuando el sofrito de tomate esté hecho, triturar 3/4 partes y pasarlo luego por el chino para que quede bien fino. Mezclarlo con el resto del sofrito, e forma que quede una salsa de tomate con algunos tropezones.
- En la misma cacerola, añadir la salsa de tomate y cuando empiece a hacer “chup-chup”, incorporar el arroz. Pasarlo bien por el tomate durante un par de minutos y agregar la sepia, removiendo y mezclándolo todo bien.
- Añadir el agua caliente y posteriormente una picada a base de almendras, galletas de aceite y sobrasada. Corregir el punto de sal. 
- Seré sincera, no controlé el tiempo de cocción, fui mirando cómo estaba el arroz y cuando estuvo en su punto, apagué el fuego y el resultado podéis verlo en la foto. Así que tendréis que seguir vuestro instinto culinario!
- Espolvorear perejil fresco picado y servir. 

El arroz de los muy arroceros


3 comentarios:

  1. Hola!!! vivo con una abstémia (mi santa madre) que le nota el sabor al alcohol aunque sea en la cocina y luego no me come,¿Me recomiendas algo para sustituir el vino y el brandy o basta con omitirlos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caty! La verdad es que en esta receta no se nota para nada el sabor a alcohol. La cantidad que lleva es muy pequeña y piensa que durante la cocción (más de una hora en total) el alcohol se evapora. Por lo que he leído se puede sustituir por vinagre diluido en agua o por unas gotas de limón, pero nunca lo he probado. Prueba a diluir una cucharada de vinagre blanco en cinco de agua para sustituir el vino blanco, y añade medio limón exprimido a la sepia en lugar del brandy, a ver qué tal queda y me cuentas! ;) Besets! Raqule

      Eliminar