martes, 4 de diciembre de 2012

Concierto The Black Keys (Patatas fritas perfectas)


Las patatas fritas perfectas

Hace poco tuve la suerte de poder disfrutar de uno de los conciertos más esperados de este año, al menos para mí. The Black Keys tocaron el pasado miércoles en el Palacio de Deportes de Madrid para un público realmente entregado que esperó pacientemente a que llegase el día y el momentazo de verles encima del escenario.

Los de Ohio aparecieron en el escenario con la batería y la guitarra en primer plano y acompañados por un bajo y un teclado en segundo término. Y sí, ya sé que las comparaciones son odiosas, y que no soy nada original diciendo esto, pero es inevitable pensar en los White Stripes cuando les oyes y ves en el escenario.
The Black Keys

Y entonces, empezó el espectáculo. Los acordes de "Howlin' for you" empezaron a sonar, y en nada ya estábamos todos con el tararara-ta tararara-ta en la boca. Y de repente, fue un no parar de batería contundente y guitarreo rockero. Vivimos momentazos como cuando sonó "Ten Cent Pistol" y Dan Auerbach se quedó callado un tiempo que nos pareció infinito. Silencio absoluto mientras el público se removía, aplaudía, silbaba... La sensación de que algo iba a pasar... ¿Enlazaría ahora Lonley Boy? Y de repente, golpe de batería y empieza de nuevo "she hit them with her ten cent pistols..." y locura colectiva de nuevo. O el momento en que Dan coge su dobro y empieza a tocar los acordes de "Little black submarines", creo que una de las mejores canciones que se hayan escrito en los últimos tiempos. Y por supuesto que no faltaron "Lonley boy", "Oceans and streams" y un "Everlasting Light" en los bises que nos envolvió en un millón de luces mágicas a una enorme mirror ball que ya quisiera Tony Manero.

Muchos puristas critican que The Black Keys se hayan convertido en un grupo de masas, y es que han tardado 7 discazos para convertirse en mainstream. Lo de mainstream es un palabro que dice ahora la gente moderna para referirse a algo popular. Y eso, a mucha gente no le gusta porque les va el rollo "yo soy diferente", "llevo años escuchándolos" y "bla, bla, bla..." Y aunque reconozco que alguna vez he caído en la tentación de opinar igual no hay nada mejor que algo bueno, musicalmente hablando, se convierta en popular (siempre que no se dejen desvirtuar por el clamor de las masas) y le gane terreno a la sosez musical que invade los medios. ¿Os imagináis un "La voz" donde canten canciones de  Anthony and the Johnsons? ¿O un Operación Triunfo donde el reto sea tocar (y cantar) Little Black Submarines? Seguro que viviríamos en un mundo mejor...

Dan Auerbach
Y es que, ¿qué tiene de malo el mainstream si es bueno?. Por ejemplo, ¿puede haber algo más mainstream que las patatas fritas? ¿A quién no le gusta las patatas fritas? Pero no de esas congeladas que se quedan revenidas en cuanto se enfrían, sino de esas que están cortadas en casa, fritas con unos ajitos (sí, los ajos son de obligado cumplimiento) y doraditas y crujientes. Y es que cuando se es bueno, se es bueno y punto. Y eso ocurre con las patatas fritas perfectas. Hay que reconocer que es una forma de prepararlas un poco peñazo, pero es que cuando vi esta entrada de The Pioneer Woman no tuve la menor duda de que las tenía que probar. Así que aquí os traigo mi propia versión de las patatas fritas perfectas, difíciles de superar y absolutamente deliciosas.

Au, pues... mientras os ponéis a pelar patatas, aquí dejo el video de Everlasting Light en el concierto que dieron The Black Keys en California, el Mayo pasado. Que lo disfrutéis! 

Let me be your everlasting light,
your sun where there is none, 




Patatas fritas perfectas


Ingredientes para 4 personas:

  • 4-5 patatas medianas
  • 3-4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva abundante
  • Sal

Preparación:

  • Pelar las patatas, cortarlas en tiras y dejarlas sumergidas en agua fría entre 2-3 horas en la nevera.
  • Escurrirlas bien, ponerlas en un bol y añadir sal al gusto. Dejar así 15-30 minutos, para que las patatas vayan soltando parte de su agua.
  • Eliminar el agua que sobra, pero no enjuagarlas. Piensa que así ya están saladas y no tendrás que añadir más sal una vez hechas.
  • Poner abundante aceite en la sartén y cuando esté caliente añadir los dientes de ajo majados y las patatas.
  • Bajar la potencia del fuego y cocinarlas a fuego medio-bajo. Sacar las patatas cuando estén medio hechas y ponerlas en un plato con papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Terminar de hacer las patatas que queden de la misma manera.
  • Volver a subir el fuego y añadir de nuevo las patatas y freirlas hasta que queden bien doradas. Retirarlas del aceite, ponerlas en papel absorbente de nuevo y a disfrutar!

Nota: si te decides a hacer estas patatas, olvídate de los remordimientos. Se trata de una receta bastante tocineta, así que no es apta para aquellos que tienen que controlar el peso. 



17 comentarios:

  1. Efectivamente, las patatas perfectas se frien así, en dos veces. Yo no las pongo ajo, pero seguro que es una buena idea.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba lo del ajo Amparo, ya verás que buenas quedan! Besets! Raquel

      Eliminar
  2. Una vez al año no hace daño por lo que tengo que probar estas papas fritas perfectas.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  3. Si son perfectas, habrá que probarlas :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que calorías aparte unas buenas patatas son una delicia, pero claro! el tiempo, el tiempo, somos esclavos del tiempo, pero para un día de excepción si que me apetecen hacerlas.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Caty, esto no es para hacerlo en un pim-pam-púm, pero mira merece la pena probarlo! Besets, Raquel

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Para hacerles una ola como una olla, Fran! Besets! Raquel

      Eliminar
  6. menudo cristo para hacer unas putas patatas fritas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí querido Anónimo, es un puto cristo, pero eso ya lo digo yo en el post, de todas formas, gracias por aclarárnoslo a todos, creo que nadie se había dado cuenta! XDD

      Eliminar
  7. Nunca las he hecho así pero lo probaré, bueno y no dicen que se ha de comer de todo con moderación?. Pues dentro de ese todo también están incluidas las patatas.....
    Un abrazo.

    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  8. estas patatas son irresistibles!!!!!!!!!!! un besito guapa

    ResponderEliminar
  9. Lo mejor para acompañar esas patatas es una buena cerveza fria y el Chulahoma de The Black keys sonando de fondo.

    Muy original tu cronica del concierto. Felicitaciones.

    ResponderEliminar